Capilla de Santa Bárbara

Consagrada originalmente a los apóstoles Felipe y Santiago, en el año 1338 se menciona como donante a Esteban de Tetín, benefactor de la Orden. Como ya se ha dicho en las secciones precedentes al hablar de la hitoria del convento, el lugar donde en principio se reunían los frailes fue sustituido por esta bella capilla gótica. Después de las guerras husitas, y debido a la inestable situación política y religiosa, los frailes pudieron volver al templo de Santo Tomás solo poco a poco. Hasta 1497 no pudieron comenzar una amplia reconstrucción de las ruinas, recostrucción que dirigió el capaz prior Agustín de Domažlice. En 1499 la reconstrucción había avanzado tanto que se pudo reabrir la capilla de Santa Bárbara de Nicomedia, virgen y mártir. El pequeño santuario adosado a la capilla en 1410 fue reconvertido al estilo renacentista y los dos portales asimismo renacentistas recibieron las siguientes inscripciones.

Primero:

HAEC EST DOMUS DEI ET PORTA COELI . 15 . FERes CASTElus MEDIOsis . 96 . Esta es la casa de Dios y la puerta del Cielo Feres Castelus, ciudadano de Milán, 1596

Segundo:

DOMUS MEA DOMUS ORATIONIS VOCATUR . 15 . FERes CASTElus CIVIS MEDIOsis . 96 . Mi casa es llamada casa de oraciones Feres Castelus, ciudadano de Milán, 1596

El altar mayor de imitación de mármol fue erigido mucho después, en 1709. La pintura de la santa titular y de Santa Catalina hablando con la Sagrada Familia la pintó hacia 1600 José Heintz, pintor de la corte del emperador Rodolfo II. Santa Bárbara aparece con el cáliz, a su derecha Santa Catalina de Alejandría sostiene la espada con la que fue martirizada. La mejor obra de este altar es el retrato oval de Santa María Magdalena. Las pinturas de la bóveda gótica provienen del período renacentista (1551–1600). En la pared norte hay una Pietà creada por Francisco Pacák alrededor del año 1740, réplica de una obra del convento de Bělá pod Bezdědem. Este motivo religioso de la madre sufriendo con el hijo muerto en brazos se convirtió en símbolo de enmienda de todos los agravios y daños cometidos durante las guerras anteriores.